25 oct. 2010

Reseña de 13 VxM en 77motherfuckerclub



Por Rafa Ramone:


La fecha del diez y nueve de Octubre debería estar señalada en rojo en el calendario de fiestas de la Comunidad Valenciana, la naturaleza de semejante afirmación se basa en la personal idea de que cada vez que Uzzhuaïa lanza un nuevo disco al mercado es motivo sin duda de júbilo y celebración, será porque la banda valenciana está alcanzando unas cotas de calidad en sus producciones tan solo al alcance de unos pocos privilegiados, será que despues de muchos años de duro esfuerzo y entrega han conseguido por meritos propios situarse a la cabeza de la revuelta del rock and roll valenciano en particular y de la escena nacional en general, será porque son profetas en su tierra y será porque son dignos transmisores de la palabra del rock & roll en su extenso predicar en lo virtual de mil y un pulpitos hechos escenario en su larga lista de descargas en directo a lo largo y ancho de la piel de toro.

El secreto? seguir facturando en cada una de sus entregas un buen puñado de canciones que se sustentan en la envolvente pureza de su sonido, la habilidad para empastar como nadie las suaves tesituras de sus textos en lengua cervantina con la contundente realidad de su sonido heredado del rock anglosajón. Tal vez porque la crudeza de su concepción sonora sea directamente proporcional al brillo de su ejecución técnica, tal vez por ser poseedores de una cuidada producción siempre envuelta en atractivos embalajes que arropan y recogen las seductoras estructuras de estas diez canciones desbordantes de honestidad, este "13 veces por minuto" oculta diez ases escondidos tras el corazón, diez historias que se convierten en una decena de razones para el dulce sometimiento a las rocosas consignas de estos cinco embajadores del rock and roll patrio.

Cuarta entrega en su particular odisea, cuatro discos oficiales que sumados a algunos eps y bootlegs oficiales afianzan la línea ascendente de una banda que remonta la esencia de sus orígenes hacia el año 2000 cuando hacían subir la temperatura de propios y extraños con aquel primigenio "3000 grados" que se convertiría a la postre en la primera referencia de Uzzhuaia tal y como hoy les conocemos. Más tarde vendrían "Diablo Blvd (2003)" y "Uzzhuaïa (2006)", dos álbumes que por su propia entidad serian culpables de la rendición incondicional de prensa y publico, el germen de Uzzhuaïa corría ya sin control entre las favorables corrientes de dos ríos. Los primeros... los de tinta que se hacían eco y recogían las bondades de su propuesta en los medios especializados y los segundos -los más importantes- los que circulaban a través del torrente sanguíneo de todo aquel que descubría y se convulsionaba entre las bondades del sonido "Uzz" y su eléctrico regocijo, el boca a boca haría el resto y llegaría en 2008 "Destino Perdición" piedra angular y hasta la fecha última referencia discográfica de la banda.

Ahora con esta nueva entrega, con este "13 veces por minuto" vuelcan todo lo aprendido en estos diez años de escenarios y carretera, algunas de las experiencias vividas encuentran su alter ego entre las texturas impresas en el entre líneas de estas diez canciones grabadas en los estudios Mojave de L'Eliana por Manuel Tomás quien también participara en "Destino Perdición" y que esta vez también se ha implicado en tareas de producción. Cuarenta minutos de rock and roll de impecable factura, una nueva entrega impregnada de una "salvaje limpieza" en lo sonoro envidiable, historias identificables e identificatorias cinceladas entre riffs, baterías y líneas de bajo, himnos al eterno perdedor, confidencias entre luces de neón y alcohol, fogonazos de amor y la ausencia del mismo se pierden entre algún guiño a reflejos nocturnos perdidos entre decorados comunes y conocidas salas de música en directo.

La homónima "13 veces por minuto" primer single de la banda y pieza escogida para ilustrar el primer video clip oficial de esta nueva entrega (dirigido por Aitor Gutiérrez) abre los juegos con su contundente inmediatez marca de la casa. "La mala suerte" redunda en lo anteriormente citado y se recrea en el medio camino entre la cadencia absolutista de su R&R y la reconocible historia en la que seguro muchos encuentren identificación. "Magnifico fracasado" y su intro pseudo folk, "No quiero verte caer", "Antes del amanecer" o "Ángeles malditos" continúan sumando enteros en la positividad de la percepción. "O.C.K.", "Antes del amanecer" y parada especial en el noveno corte, "Durango" con un ligero toquecito hillbilly introductorio que desemboca entre melodías y estribillos en las que se adivina un discreto homenaje al templo del rock valenciano del mismo nombre, un hecho este en el que me aventuro y que unicamente se instala en la percepción personal y en su estribillo, ya que no tengo ninguna confirmación fehaciente.

Dejo el párrafo final exclusivamente para el tema que cierra este nuevo disco, la maravillosa sencillez de una pieza plagada de luminosidad, la elegida para el ultimo bocado es "Desierto", una exquisitez de vulnerable sensibilidad que en la textura vocal del señor Monteagudo suena como brillante colofón para refrendar un particular recorrido de decibelios y emociones, un ejercicio de buenas sensaciones derivadas de las melodías arrebatadas al tiempo, un excitante nuevo capítulo que abre la dimensión proyectada de una banda destinada a disfrutar del polvo del camino y a ocupar su merecida posición en el Olimpo del rock and roll.

PD: Ademas, Maldito Records y Uzzhuaïa han decidido que este "13 VXM" se pueda escuchar integramente en la web de la banda, tambien os podeis hacer con una copia en la tienda de El Tridente... asi que ya estais tardando. ;-)